sobreviviremos?

.
Pasear por Barcelona, o por la mayoría de las grandes ciudades , tomar un refresco en una terraza, o caminar con tus hijos, lejos de ser un placer se está convirtiendo en un suplicio, en un estrés. Según las estadísticas, Barcelona es la octava ciudad más contaminada del mundo.
Haré un pequeño zaping a los consabidos tópicos: bicicletas por doquier, atascos de coches con un solo usuario hablando por el móvil, manadas de guiris inundando las aceras, motos ruidosas, calor… Arboles mal podados que no dan ni sombra, alcorques  profundos llenos de colillas esperando que alguien replante un nuevo árbol o se caiga dentro…Tiendas saturadas de genero con descuentos  hasta del 75% . Personas de todas las edades y nacionalidades hurgando en los contenedores, pidiendo limosna, o durmiendo en el suelo. Sentido de culpabilidad….

Y este es el panorama con el que me encuentro, y va in crescendo, cada vez que decido salir a pasear por las calles de mi ciudad. Me pongo mi IPOD- que ya pronto será la mascarilla-  y mientras camino con mi perro le pregunto:¿  Blacky, es esto vivir o sobrevivir?