Desamparo medioambiental

Orgullosa de mi marido Pepe Cortés y del éxito de su carta, publicada en La Vanguardia y en Catalunya Ràdio entre otros medios. Aquí la tenéis transcrita:

Vivo en una finca rústica de 9ha en el Baix Empordà en la que he plantado olivos, trigo y vid. Me he asociado a la “Unió de Pagesos” y con mucho esfuerzo, costes y papeleo, me he dado de alta como finca ecológica, lo que significa que desestimo el uso de pesticidas y fertilizantes sintéticos.

Los campos colindantes, para activar su producción, hecho habitual en la zona y con el consentimiento del ayuntamiento, regularmente se inundan de purines de cerdo, dado que hay un exceso de granjas, contaminando irreversiblemente las capas freáticas (ya hace tiempo que el municipio no tiene agua potable).

Últimamente advertí que algunas de las parras habían muerto o presentaban cierta deformación foliar. Ante el asombro del técnico al que acudí, era el resultado de un herbicida, 2,4D que algún vecino había echado, (aconsejo consultar a internet para poner los pelos de punta). Se trata de un producto muy volátil, altamente tóxico, cancerígeno para la salud humana, que permanece en el ambiente y se acumula en la cadena alimenticia ( Boletín núm. 567 de la RALLT).

En conclusión, mi huerto, mis aceitunas, mi trigo estaría contaminado. Como es posible que un país que tanto presume de hacer bien las cosas, permita la utilización de productos de tan alto riesgo sin ningún tipo de control?

Ante esta situación, me siento totalmente desamparado y no me queda otra salida qué recurrir a Europa. Y eso, por querer hacer las cosas bien hechas. Mi pregunta es: hay alguna entidad que se ocupe de proteger el medio ambiente y que actuaría en consecuencia?

Pepe Cortés Léon